martes, 25 de noviembre de 2014

De edificio de telégrafos a empresa de tecnología, Moscú.



Edificios que se reinventan, se redescubren, sobreviven a la historia, vacíos pero llenos de huellas... Me atraen como un imán, no puedo evitarlo!!

El que os muestro hoy es uno que sobrevivió a la II Guerra Mundial, situado en Moscú, fue la sede del Telégrafo Central y hasta hace poco estuvo abandonado. Un lugar que fue protagonista de una parte importante de la historia de Europa. El Edificio Central de Telégrafos fue construido por el arquitecto Ivan Rerberg en 1927 y rápidamente se convirtió en un monumento arquitectónico. Con una estructura perimetral inusual que tenía un estilo modernista y características constructivistas, típicas del estilo del imperio estalinista de la época.

Sorprende su geometría, la altura de sus techos, sus enormes cristaleras, su grandiosidad reflejo de un imperio que quería demostrar su poder.

No puedo dejar de pensar en lo que presenció esta construcción, como sede de las comunicaciones de Moscú, debió ser muy importante en el mantenimiento del régimen.

Y luego, quedó abandonado... muchos deben ser los edificios de la Europa del Este que quedaron vacíos, sin utilidad, por falta de dinero o porque ya su función carece de sentido.

Este ahora son las oficinas de Dream Industries, una empresa de tecnología. Es paradójico ¿no?, de sede de las comunicaciones comunistas a estandarte de la tecnología. En ella se realizan workshops, conferencias, sesiones de cine, presenatción de proyectos, conciertos... Me ha recordado mucho al Matadero Madrid.
Una apuesta por los jóvenes y sus ganas de compartir y exponer sus ideas. Lo que fue símbolo de la represión, ahora es símbolo de la apertura y la creatividad.

La sala se ha dividido en partes de acuerdo a las diferentes funcionalidades previstas. Al lado de la entrada hay un espacio destinado a seminarios educativos y conferencias. A continuación una construcción sencilla de vidrio y metal que parece un invernadero y que de un lado presenta una mini-cafetería, cuya ventana abierta da al pasillo pasillo. Y el otro lado sirve como una sala de reuniones transparente con su propia entrada independiente.
Espacios diáfanos, mesas de trabajo espacios polivalentes... Todo ello con un aire industrial y paredes despojadas de adornos que nos dejan ver la estructura original del edificio.

Así que el resultado final es un espacio de trabajo conciso y eficiente que mantiene las características constructivistas de la construcción original. Este proyecto de elegancia minimalista e industrial, es un gran ejemplo de las mejores tendencias en restauración que tratan de respetar la estructura original. Es un proyecto del estudio de arquitectura Archiproba.

Os dejo con las imágenes y al final algunas del uso que se da ahora a este histórico edificio.
¡¡Espero que os guste gustado tanto como a mi!!



























Te invitamos a que conozcas nuestra
  productos diseñados y hechos por nosotros!!

 Deliving Shop



1 comentario:

  1. Un espacio espectacular, han sabido mantener la sobriedad y eso nos encanta. No necesita nada más, sencillez, luz natural, diseño funcional.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...