miércoles, 9 de abril de 2014

WeDeco... Admirando a Sargadelos






Ya estamos aquí con el post mensual de WeDeco!!!
Este mes somos dos menos, Elisa y Vero, que están a tope de cosas y no podían con todo, así que las deseo mucha suerte con sus proyectos y las mando un abrazo fuerte ;-)

WeDeco hemos querido hablar de aquellos diseñadores, decoradores, interioristas, artistas... que admiramos y nos sirven de inspiración en muchos casos.

Yo llevo tiempo queriendo hacer un homenaje a Sargadelos, mi pequeño homenaje a esa fábrica gallega de cerámica que revolucionó el diseño cerámico y que es símbolo de vanguardia en todo el mundo. Hoy Sargadelos está en concurso de acreedores, con un ERE en el que echaron a 70 empleados de los 170 que eran, y con una deuda de casi 7 millones de euros. Sargadelos toca fondo y me entristece, por eso quiero dedicarle este post, mi homenaje.

Voy a contaros mi vivencia en Sargadelos.
En el 2009 mi cuñado, que es gallego, me habló del Seminario de Estudios Cerámicos de Sargadelos. Me contó que en su origen era un curso como de un mes de duración, que se impartía en Sargadelos en la fábrica de Cervo (Lugo). Investigué sobre este curso y envié mi soilicitud cruzando dedos para ser seleccionada.

Concha, mi amiga y maestra de cerámica, me contó que estos seminarios estaban destinados a ceramistas y que la idea era intercambiar conocimientos, compartirlos, aprender de otros ceramistas... y que muchos de los grandes ceramistas y artistas de España habían asistido o participado en estos talleres.

Isaac Díaz Pardo, copropietario y fundador junto a Luis Seoane y el arquitecto Albalat, de la fábrica de cerámica de Sargadelos, decía: "Estas experiencias son un intercambio de conocimientos y la coincidencia en una investigación puntual de participantes extraídos de las más diversas profesiones y estudios sobre la imaginación y huyendo de lo profesional". Así que había cabida para todos, no sólo para ceramistas.

Os recomiendo leer este artículo del archivo de El País de 1982, donde lo explican todo muy bien.

Isaac Díaz Pardo fue el alma del proyecto Sargadelos. Apostó por una cerámica de diseños nacidos a partir de motivos abstracto-geométricos tomados del románico y del barroco gallegos. Así se pueden reconocer en la decoración de las cerámicas de Sargadelos cenefas que recuerdan adornos de fachadas gallegas. Isaac no se limitó a la fabricación de originales diseños, sino que hizo de Sargadelos un proyecto vivo, una manera de entender el arte, el diseño y la cerámica. En estas "experiencias" o seminarios de verano convivian los artistas durante unos 20 días en las instalaciones que se fabricaron con este fin, se hacían talleres, teatro, conferencias, clases... Así la fábrica se retroalimentaba de ese flujo de creatividad y nuevas ideas, convirtiendo a Sargadelos en una fábrica prospera y vanguardista.

El primer encuentro fue en 1972 y yo fui en el verano del 2009, al que creo fue el último Seminario de Sargadelos.

Ese verano nos juntamos allí un variopinto grupo, en el que había un herrero, ceramistas, ilustradores, diseñadores gráficos, artistas, pintores, aficionados a la cerámica,... Y un edificio en el que todo hablaba del pasado, de un pasado lleno de creatividad, pero que ahora transmitía nostalgia.

Todo hablaba de lo que fue, de cómo se había construido algo según alguien que amaba el diseño y el arte, hasta la señalítica, las mesas, el diseño de la planta del edifico... En todo se palpaba el alma de Isaac. En el 2009 Isaac aun vivía, pero por disputas con los accionistas había dejado la empresa y se había quedado con el edificio en el que se celebraban los seminarios, que estaba cerrado. Una pena no poder disfrutarlo.


Foto Deliving©



Fijaros en cómo diseñaron su propia señalítica. Esta es una sala de diseño de moldes.
Foto Deliving©



Me llamaron la atención los dibujos de los ojos en el letrero, muy del estilo de las decoraciones que usan en sus vajillas. Foto Deliving©



La decoración de esta sala de descanso, donde comíamos si llovía, era muy peculiar, fijaros en el motivo geométrico de la mesa, me recuerda al diseño de vanguardia ruso. Foto Deliving©


Foto Deliving©



Aquí estamos trabajando. Esta fue nuestra sala de trabajo durante todo el mes, pero no era la que se utilizaba en la época dorada del Seminario.  Foto Deliving©


 Algunos de los trabajos que hicimos en esos días: 



















Algunos de mis compañeros





 Y por si no conocéis los productos de Sargadelos, aquí tenéis algunos para que os hagáis una idea de su estilo















Así que mi verano en Sargadelos sólo fue una mínima parte de lo que fueron en su época esos seminarios. Pero hubo algo que si que se cumplió, fue la conexión entre todos los que fuimos ese verano. Un grupo que compartimos todo durante más de 20 días, donde unos aprendíamos de los otros, donde cada uno buscó su manera de expresarse, donde el trabajo de los demás te motivaba en el tuyo. Con tiempo para crear, para dejar la mente ir, para probar, para aprender, para pensar, para charlar...

Nunca olvidaré ese verano en Sargadelos, los amigos que hice y lo que aprendí de ellos. Aquello fue muy importante para mi y creo entender lo que Isaac Díaz quería conseguir con su proyecto, un lugar de encuentro para dejar que las ideas salieran y compartirlas, algo fundamental para hacer crecer la creatividad.


Aquí estamos todo el grupo del Seminario 2009. ¡¡Un placer chicos!!
Espero que os haya gustado mi pequeño homenaje a Sargadelos,
y os invito a visitar el resto de post de mis compañeras de WeDeco, ¿a quién admirarán ellas? Descubrirlo!!!












Image and video hosting by TinyPic






  Te invitamos a que conozcas nuestra
  productos diseñados y hechos por nosotros!!

14 comentarios:

  1. qué pasada María! debió ser genial estar ahí!!
    los ojos del cartel me encanta...me encanta que hasta en las pequeñas cosas se vea su arte y su mano :)

    ResponderEliminar
  2. Menuda experiencia, fuiste una afortunada. Me encantaría vivir algo así, de la mano de un maestro tan visionario aprender e intercambiar experiencias con otras personas, tuvo que ser muy enriquecedor.

    ResponderEliminar
  3. No me puede gustar más Sargadelos María. Me evoca mi infancia en O Grove, de dónde era mi abuelo y dónde he vivido los mejores momentos de mi vida. En casa de toda mi familia hay piezas de ellos y me parecen verdaderas obras de arte. ¡Me encanta! Tu experiencia ha sido la leche y ojalá, firmas así, no pasaran por ese tipo de baches... :)

    En fin, que un post de 10! Besos guapa.

    ResponderEliminar
  4. Como Gallegas lloramos por ellos y por lo que está pasando. La verdad es que no hay familia aquí que no tenga una pieza en su casa. Además, Sargadelos no solo representa vanguardia y cerámica. Siempre ha estado vinculado a salvaguardar la cultura, costumbres y lengua gallega.

    Un post que emociona, María. Bs.

    ResponderEliminar
  5. Cuando estudié escultura hice un taller de cerámica. Menos mal que duró poco porque me estaba enamorando. Me fascina el ambiente de los talleres de carámica.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué belleza de objetos María. Pequeñas obras de arte.

    ResponderEliminar
  7. Tuvo que ser una experiencia única, poder compartir conocimientos con otros artistas. Qué pena que la marca se encuentre en esa situación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. qué pena que estén en una situación así, tantos años de trabajo es una faena María.
    Pero esas cerámicas gallegas azules son reconocibles desde lejos, en cada restaurante gallego al que voy, zas! ahí están :)

    ResponderEliminar
  9. Que post más bonito María, una pena que después de todo esto estén en esta situación. Un besinn

    ResponderEliminar
  10. Que bonito Maria. Menuda experiencia la que viviste, algo único. Me encantaría poder asistir a algún taller de este tipo y aprender y compartir conocimientos con los demás, eso enriquece mucho. Que pena la situación actual de Sargadelos. Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Que interesante propuesta, me encantó que compartieras tu experiencia.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Qué pasada María! me ha encantado!!!! ;)
    muaaaaaa

    ResponderEliminar
  13. Tuvo que ser una experiencia muy bonita. Me encanta el ambiente de este tipo de talleres. Una pena que la fábrica se encuentre en esa situación; eso sí, el legado que han dejado es ya muy grande, lo has trasmitido muy bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me enteré el otro día por mi madre... y es una pena. Qué bonito tu post.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...