jueves, 24 de octubre de 2013

El Nakagin Capsule Tower, colmena humana




Hay un tema que me atrae mucho y que me hace reflexionar a menudo, es el de cómo los edificios de viviendas se convierten en colmenas urbanas que alojan a miles y miles de personas superponiéndose historias, unas encima de otras. 

En el 2011 me planteé este tema como proyecto y realice un trabajo "Mi ciudad" en el que reflexionaba sobre conceptos como el ruido, el anonimato, la soledad, la nostalgia o el tiempo en el transcurso de nuestras vidas en la ciudad, el escenario en el que todo se entrelaza y se mezcla.

No conozco Japón, pero imagino que si algún día voy, este tema estará presente en ese viaje. Viendo las fotografías de Norita Kaminami de su proyecto "1972" he vuelto a preguntarme muchas cosas.

Son fotografías sobre uno de los edificios míticos de Japón, el Nakagin Capsule Tower, diseñado por Kisho Kurokawa en 1970, y me han tenido pegada al ordenador un buen rato.

Imágenes de un edificio cápsula concebido como una colmena, diseñado para "almacenar" viviendas, unas pegadas a otras. Cada vivienda o cápsula (que así las llaman), mide 2.3 x 3.8 x 2.1 metros. Os podéis imaginar en ese espacio que podríamos meter a parte de nosotros, para vivir en él.

Podemos ir viendo en las fotos, como aun así, en ese reducidísimo espacio, cada persona lo ha hecho suyo, lo ha llenado con su forma de ser, le ha dado su personalidad.

Y así, unos encima de otros, unos pegados a otros, se van amontonando personas, historias, sentimientos, ruidos, silencios... Y nadie conoce a nadie, nadie se preocupa de nadie... Viviendo en comunidad pero sin compartir nada. 

"...El anonimato nos hizo más egoístas y menos sensibles, y el ruido fue la mejor excusa para no escucharnos...” (texto de mi proyecto "Mi ciudad")

Espero que os guste este post, que a mi me ha encantado compartir con vosotros.

Si queréis saber más sobre los datos técnicos de este edificio y su construcción, os recomeindo este link: moleskinearquitectonico yo no he comentado nada sobre esto, porque mi intención no era hablar del aspecto técnico ni de aruitectura, sino del lado humano de lo que construimos.






































20 comentarios:

  1. Enhorabuena María por tu post y muchas gracias por escribirlo!
    Me ha gustado mucho tu frase sobre el anonimato y el ruido, para reflexionar un buen rato.
    No conocía este edificio, pero las fotos me han hipnotizado, parece que la gente viviera en lavadoras...

    Me pongo a curiosear, gracias por el descubrimiento!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura!!!
      Si quieres ver el poryecto de "Mi ciudad" estoy segura de que te va a gustar.

      La verdad que yo también me quedé enganchada con las fotos, si si, son colo lavadoras. Si lees el proyecto en el link que recomeindo, entonces ya alucinas. El edificio está diseñado y construido para ir añadiendo más "lavadoras", así ir creciendo la colmena, muy fuerte.

      un beso grande Laura y gracias a ti.

      Eliminar
  2. Nosotras conocíamos algo parecido. Lo vimos en un documental, pero no conseguimos recordar título!!! Besote, es increíble!

    PetiteCandela

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado tus reflexiones sobre el anonimato de vivir en una ciudad. No podría vivir en un lugar así, es tan frío y artificial.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo en lo de que son sitios frios, impersonales, tristes

      un beso Maria!!!

      Eliminar
  4. Siempre me ha parecido un proyecto curioso y necesario estudiar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Simplemente increíble. Me maravilla la construcción de este tipo de edificios y siempre me han intrigado sus interiores... Gracias por compartirlo con nosotros! Fantástico post! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen!! La verdad es que son edificos entre misteriosos y laberínticos, como que esconden historias...
      un beso grande!!

      Eliminar
  6. Qué buena frase!! "...El anonimato nos hizo más egoístas y menos sensibles, y el ruido fue la mejor excusa para no escucharnos...”
    A mí me produce claustrofobia edificios así! No tan exagerado como este están los del Berlín del RDA. Mazacotes de cemento horribles!!!

    WomanToSantiago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noelia, la frase pertenece a mi proyecto "Mi ciudad", para el que escribí un tetxo reflexiando sobre nosotros y la ciudad.

      Si, son espacios como laberínticos.

      un beso ♥

      Eliminar
  7. Es un tema muy interesante, con el transfondo triste de la falta real de espacio y el enorme encarecimiento del suelo, que en una ciudad como Tokio ha llevado a muchas personas a vivir en condiciones infrahumanas, como es el caso de los 'hombres-jaula'. El mensaje positivo es que la arquitectura y la creatividad siempre hacen posible una calidad de vida mejor, en cualquier circunstancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿hombres jaula? suena fatal, que horror!!! Voy a ver de qué se trata.
      El caso es que vamos a las ciudades para mejorar nuestra calidad de vida y cada vez me planteo más volver al campo.
      gracias por tu comentario!! un abrazo

      Eliminar
  8. Es increíble.
    Visualmente el exterior del edificio es impactante y los interiores son inquietantes y perturbadores...
    me gusta mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una sensación extraña, entre atracción y rechazo, pero atrae...

      un beso Leticia!!

      Eliminar
  9. Muy buen post María! No puedo imaginarme vivir en un espacio así, que angustia. Siempre he vivido en zonas rurales, lejos del estrés, del ruido, sólo una corta temporada viví en la ciudad y para mi no es calidad de vida. Tienes a pie muchas cosas,sí, pero te pierdas muchas más; la cercanía con tus vecinos, la confianza, el trato, la naturaleza, el silencio, la tranquilidad, etc... Para mí esto sí es calidad de vida, pero claro, es muy relativo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo cada vez me planteo más irme a vivir al campo. He vivido en pueblos como El Escorial, precioso!! y la vida, el día a día,... son otra historia.
      Siempre que puedo escapo al campo, a desintoxicarme, a que me de el viento en la cara y a oler a bosque.
      Un beso grande Mapi!!

      Eliminar
  10. Un post para reflexionar...
    No sé si podría vivir en uno de esos cúbiculos, me genera sentimientos ambivalentes: vivir con lo imprescindible evita apegarse a lo material y eso me parece bueno pero es necesario tener una cabeza muy, muy bien amueblada. Yo necesito rodearme de cosas que me evocan momentos, personas y tiempos de mi vida...
    Certera tu frase!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. fantástico post María, me impresiona que gente pueda vivir en estos edificios y me impresiona también la forma de personalizar cada espacio diminuto. Tu frase sobre el anonimato... me ha encantado... mucho que reflexionar... mucho espacio que vivir, mucho ruido que dejar de escuchar...
    gracias por esta pequeña reflexión.
    un besazo enorme!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...