domingo, 28 de abril de 2013

Arte vintage, los cuadros de Christopher Stott


Hoy en día, en el mundo del arte, y más en concreto en la pintura, cuesta encontrar artistas jóvenes especializados en hiperrealismo. Parece que lo que más se demanda o lo que más vemos, es un estilo más figurativo o abstracto, que busca el impacto visual o la provocación. Así que al descubrir el trabajo de Christopher Stott, he querido compartirlo aquí con vosotros.
 
Chris es un joven pintor realista de 36 años. Vive en una ciudad pequeña en Canadá, con su mujer y sus dos hijos, y tiene el estudio en casa.

Ha conseguido llegar a un estilo limpio y sencillo. Juega con la luz, los blancos y la geometría de los objetos. Con una técnica consistente, un trazo rotundo y una representación precisa, consigue transmitir delicadeza. Es una "simplicidad engañosa", es decir, que viendo su obra, podrían parecernos ejercicios de pintura, por la sencillez del bodegón o la falta de elementos en el fondo. Pero nada más lejos de la realidad. Conseguir esa impresión de sencillez, equilibrio y limpieza, es el resultado de mucho trabajo. Detrás de cada cuadro de Chris hay muchas "capas" (como dice él en su web).

Su afición a la pintura le acompaña desde pequeño. Después de terminar en 2003 la parte formal de su formación artística, se ha dedicado a profundizar en sus habilidades como pintor. Su manera de pintar es lenta y paciente, ajustando, perfeccionando y aprendiendo. Nada es repentino o discordante, es un proceso gradual. Y también elige concienzudamente los objetos vintage que pinta, con los que va creando una narrativa propia.

Chris dice, "lo que más me gusta del arte es la reacción emocional a ella, el arte crea sensaciones. Esa es la parte que no se puede poner en palabras".

Me encanta su trabajo. Me costó ver a primera vista que se trata de pintura y no de fotografía. Es cierto que los objetos consiguen transmitirnos sensaciones; esos objetos manoseados que nos invitan a imaginar historias del pasado. Y cómo la sencillez del fondo y el blanco potencian el objeto y lo descontextualizan, para que sea el único protagonista, como retratos.
 
Una vez más llego a la conclusión de que detrás de una obra de arte, hay mucho trabajo, hay un camino, hay técnica, hay profesión, hay un discurso y hay un gran artista.

Aquí tenéis una muestra de algunas obras de Chris, disfrutarlas porque merecen la pena!!

Vía Christopher Stott





































































1 comentario:

  1. Es fantástico su trabajo. Me encantan, en particular, las máquinas de escribir.

    Feliz día :)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...